miércoles, noviembre 29, 2006

La lucha frente al espejo

Este mes no quería escribir más. No quería poner mas entradas en el BLOG, dado que ya había posteado más de 30. Algunas personas me dijeron que eran demasiadas, sin embargo no puedo dejar de hacerlo.
Cuando pensé escribir algo que tuviera gran importancia para mi, no creí jamás que lo haría sobre este tema, tan "escabroso", sin embargo creo que es necesario y así como también creo en las "señales" que nos da la vida (hoy recordé en dos ocasiones este tema; por la mañana con Eneko y por la tarde con mis alumnos en el trabajo) me veo en la necesidad de hablar (o escribir de ello).
La lucha frente al espejo

Nuestra sociedad se ha convertido desde fines del siglo XX, en una sociedad que da mucho crédito al "look", a como nos vemos (antes de darse cuenta de como nos sentimos). Sobredimensiona la estética corporal, al punto de que el binomio "anorexia/bulimia" ha adquirido una expansión alarmante, considerándose una verdadera "epidemia social". La Anorexia nerviosa es una enfermedad mental que consiste en una pérdida de peso derivada de un intenso temor a la obesidad y conseguida por la propia persona que enferma a través de una serie de conductas. La bulimia, es por otro lado un trastorno mental que se caracteriza por episodios repetidos de ingesta excesiva de alimentos en un corto espacio de tiempo en forma de "atracones" y una preocupación exagerada por el control del peso corporal que lleva a la persona afectada a adoptar conductas inadecuadas y peligrosas para su salud. Ambas afecciones se han constituído en los trastornos alimentarios más frecuentes y temibles de esta última década, con un común denominador claro y preciso: la búsqueda desenfrenada de la delgadez como medio para alcanzar el éxito y la aceptación social. Hay que considerar que el actual modelo de cuerpo ideal es inaccesible para la gran mayoría de las mujeres e incompatible con una buena salud. Una dieta aparentemente "inocente" puede hacer ingresar a la persona predispuesta en la peligrosa pendiente de la anorexia nerviosa. Cuanto más tiempo transcurre, más difícil es detenerse, con mayor probabilidad de que queden secuelas irreversibles.

La depresión es un factor que está enteramente ligado a estos "transtornos", ya que muchas veces cuando se está nervioso o deprimido, se tiende a dejar de comer... la gente (porque no sólo es una enfermedad que ataca a las mujeres), pierde las ganas de comer, de hacer lo que usualmente hace, pierde las ganas de vivir.
Yo, como ex anorexica y bulímica, desde este rinconcito quiero hacer llegar mi voz de auxilio, no por mi (gracias a Dios , y aunque considero que los transtornos alimenticios son de las enfermedades que nunca podemos dejar 100% de lado, lo superé ya hace mucho.) si no por las miles de niñas, y jóvenes que buscan desesperadamente tener un poco de atención, ser queridos, no ser rechazados por la sociedad (incluso muchas veces por su propia familia), ni ser etiquetados.
Basta ya de muertes innecesarias. Basta ya de tanto sufrimiento en un mundo que no necesita sufrir más.
Presten mucha atención y estén alertas..nadie está libre de que le suceda.
Links de interés:

2 amigo(s) dice(n):

El viajero melancólico dijo...

Pasé por aquí, me gusta tu foto del mes, pienso ir allí en breve.
un saludo

Juan Cosaco dijo...

La anorexia y bulimia son grandes problemas de la mujer actual, que tienen su raiz en el hombre y en el machismo que supone el que a la mujer se le imponga y se le juzgue tanto por su apariencia.
Cuando los hombres (y algunas mujeres) superemos el machismo, se terminarán muchos problemas como éste, la violencia contra la mujer, etc...
Salud! (solidaria)

 
Header Image from Bangbouh @ Flickr