jueves, enero 07, 2010

Inside II


Como un relámpago apareció ante sus ojos desnudos de amor y desnudos también de ilusiones. Estaba allí como un regalo de los dioses queriendo materializarse sin siquiera intentarlo, con sus besos salados y húmedos por las lágrimas que cuajaban en el hielo de su corazón. Intentaba darle una razón y un motivo, quería creer que se lo había ganado, que había hecho todo lo posible para que estuviera allí, en el momento preciso, en el lugar exacto.

Y la felicidad podría haber llegado, los vuelcos palpitantes de su corazón de hielo empezaban a notarse y sabía que entre sus manos estarían las de él, que su cuerpo estaría entrelazado en el de él, que en su vientre estaría la semilla que él le regaló y que ambos habían logrado incubar. Estaba presente como un rayo de luz, como un sino casi imposible ante sus ojos, estaba allí y estaba decidido a quedarse.

Quiero tener un bebé, un bebé tuyo y mio, la razón de la sin razón, la dicha de nuestra privada locura, la sonrisa que envolverá el mejor regalo, el regalo de la vida... de la tuya... de la mia.

Quiero que tengamos un bebé y sé que lo lograremos... lo lograremos...

4 amigo(s) dice(n):

Belén dijo...

Claro que si!

Ya verás...

Besicos mami

Organza* dijo...

No sé que decir =S Cada vez que te lo preguntaba .. me decias .. "Quiero esperar un poco" Pero AL FIN!!!! Reina!! Ay me haces FELIZ!! Seré tia!! Ohhh!! Ya sabes practica mucho mucho jaa! Flojita y cooperando y sobre todo disfrutaaaa y relajate sip?

Te adoro Mar de mi vida! Porque además de hermana muchas muchas veces fungiste de mamá conmigo!

Te adorooo!!!!

PD. Abrazos al Padre! Jaa!

Anaid dijo...

Eso Marecilla, juicio pues con la tarea ;). Y será un ser afortunado (o afurtanada) de tener a una madre como tu :). Un abrazo.

Betote dijo...

Pues nada, a ponerse manos (y otras partes) a la obra ;)

Besos desde hace demasiado.

 
Header Image from Bangbouh @ Flickr