jueves, marzo 30, 2006

NUBES

Valoro lo fugaz de la memoria de mi abuela, ella no tiene porqué recordar las cosas malas que sucedieron o suceden, no tiene que enfrentarse "lúcidamente" ante un Humala, una Lulú y a una escobita y estrellita en guerra de "reggaeton"*; pero lo que si me apena mucho es que con el paso del tiempo va perdiendo la noción de las cosas, de los momentos agradables, de las risas, los besos y la vida. El tan terrible mal del olvido, la lleva a alejarse cada día más. Siempre se quejó de que no quería vivir en Lima, le aterra la idea de coger un avión también, y es lógico ya que estuvo acostumbrada a andar a caballo a pelo, sin silla ni montura. No recuerda, por más que lo intenta el nombre de sus nietos, ni de las personas que la visitan. Imaginense entrar a una habitación en donde todos se portan super amables y al final darte cuenta de que no has visto en tu vida a ninguno (bueno...al menos eso es lo que tú crees)

Las nubes en la mente no te dejan ver...pero te quiero...y mucho.

*NO SE SI ESTA BIEN ESCRITO NI ME INTERESA.

2 amigo(s) dice(n):

Laura Hammer dijo...

Se que no te interesa, pero esta bien escrito.

Viste " the Notebook" tal vez es la pelicula que mas delicadamente te lleva a reflexionar sobre la perdida progresiva de la memoria en los seres que amamos. Ese vaci hondo, hondo...que es vivir sin recuerdos.

lapislazuli dijo...

El hijo de la novia me hizo evocar a Lucila. Batallas pérdidas. Guerras ganadas. Qué mas da. Lo importante es el hoy y ahora. Es la lección costante que ella nos brinda. Dale su leche y sus biscotelas, y te aseguro que las disfrutará como la primera vez. Y ese privilegio sólo lo tienen los grandes, eh?

 
Header Image from Bangbouh @ Flickr