miércoles, enero 10, 2007

Con violenta prescindencia del mañana


Una de las cosas que consideraba yo como mis "grandes logros" era robar una sonrisa. Esta mañana sentí que al contrario, dibujar una línea curva en su rostro era signo de tristeza. Otra vez, el aferrarse, otra vez el querer cambiar las cosas cuando nada se puede hacer. Lo vi y cometí el peor acto que puede cometer alguien en mi posición, que fue decirle.... TE QUIERO.


Se lo dije, y el me contestó que también me quería, pero que lo nuestro era imposible. Lo más triste es que tiene toda la razón.




UNA CARTA DE AMOR


Todo lo que de vos quisiera

es tan poco en el fondo.

Porque en el fondo es todo.



Como un perro que pasa, una colina,

esas cosas de nada, cotidianas,

espiga y cabellera y dos
terrones,

el olor de tu cuerpo,

lo que decís de cualquier cosa,

conmigo o contra mí.



Todo eso que es tan poco,

yo lo quiero de vos porque te
quiero.



Que mires más allá de mí,

que me ames con violenta prescindencia

del mañana.



Que el grito de tu entrega se estrelle

en la cara de un jefe de
oficina.



Y que el placer que juntos inventamos

sea otro signo de la
libertad.




1 amigo(s) dice(n):

Estancia Cubana dijo...

Sususo:

Seguiremos votando diariamente por ti. Es la unica forma de salir adelante en este concurso tan raro.

Un saludo.

 
Header Image from Bangbouh @ Flickr