viernes, enero 05, 2007

La lujuria se disfraza de pavito


Me habían dicho que un niño, es un niño. Que una niña es una niña. Que el pecado o la mala intención si se quiere llamar así, se la busca uno y solo uno. Cierro mis ojos y estoy allí, oyéndote, sintiéndote, la respiración acelerada marca el ritmo de mis latidos. Pum, va uno, pum, van dos, pum van tres, cuatro cinco seis.. y sigue así fuerte, veloz, imparable el latido que retumba en el cofre de mi cuerpo.



Cierro los ojos y tus besos estan en mi mejilla, en mis labios, en mi párpado, en mi cuello y en i oido vulnerado, por tus palabras, por tus atrevidas palabras, que me ponen nerviosa y a la vez me encantan.


Las tardes, las noches y las mañanas te las entrego todas. Porque estás en mis sueños y en mis recuerdos. Porque para mi, tu palabra, tu sonrisa y tu deseo, es importante.


Tu madre dice que eres un pavito, yo se que no lo eres. Eres un espía en el mundo de los pavitos, los estudias, los analizas, ves como son y como reaccionan ante determinadas actitudes. Tu no eres "un pavito", a lo mejor eres "mi pavito"; aquel que pone esa sonrisa tontita pero que con cada suspiro me hace dar cuenta que estoy viva.






*Dedicado a ti* Gracias por hacerme sonreir en lo que quedó del año 2006 y ahora por alegrar el inicio de este 2007. Te quiero.

1 amigo(s) dice(n):

pavito dijo...

kaixo mar! creo que soy ese pavito jeje pero en la foto salgo de mi lado malo ;-) jajaj. yo como sabes no me se explicar tan bien como tu, q la verdad me emocione un pokito al leer este articulo y me gusta q por mi hayas recuperado la sonrisa y todas las cosas q sabemos, asi q muchas gracias por estas palabras tan bonitas. Maite zaitut neska polita

 
Header Image from Bangbouh @ Flickr